Los Hechos

Uno de cada 500 niños que nacen al año, padece de labio y/o paladar hendido. Niños con estas malformaciones faciales que no reciben cirugía reconstructiva, tienen dificultades para respirar, beber, comer y hablar. Como resultado de esto, muchos sufren de malnutrición y de otros problemas médicos y psicológicos.

En septiembre y septiembre del 2010, se llevaron a cabo la segunda y tercera misión médica, en Santo Domingo y La Romana respectivamente, devolviéndole la sonrisa a 101 niños dominicanos. Igualmente en este año 2011, se planea operar a 100 niños entre septiembre y septiembre.

Comparte